Puede que Covent Garden tenga sus tiendas y Piccadilly Circus las reconocidas luces a nivel mundial, pero Leicester Square es el hogar del vibrante distrito de los teatros de Londres, y ha sido famoso desde hace cientos de años.

Comúnmente mal pronunciado (lo correcto es decir " Less-stir "), pero jamás pasado desapercibido por los turistas, Leicester Square atrae a miles de visitantes cada año, la mayoría ansiosos por ver un espectáculo teatral o un estreno de cine en el mundialmente conocido “Theatreland” de Londres.

Pero el área actualmente conocida como Leicester Square, fue una vez un área privada que consistía en cuatro acres, y permaneció cerrada al público a principios de los años 1600. Durante este tiempo, se construyó un palacio en el sitio (llamado Leicester House), que fue construido entre 1632 y 1636 por Robert Sidney, 1r Conde de Leicester.

Después de muchas protestas por parte de los residentes de Londres, Leicester Square, finalmente fue abierto al público en 1640, pero no fue hasta el 1700 cuando la zona se transformó en la vibrante área de entretenimiento por la cual se conoce hoy en día, aunque la mayoría de los teatros en Leicester Square fueron construidos durante el siglo XIX.


Leicester Square, Odeon theatre. By Elliot Brown Leicester Square, Planet Hollywood handprint. By Elliot Brown
Leicester Square, Shakespeare statue. By Elliot Brown Leicester Square, Swiss clock. By Steve James Leicester Square, street performer. By Garry Knight

Sabías que

También hay un sinnúmero de teatros que están dispersos en y alrededor de Leicester Square, siendo los más notables: Odeon Leicester Square, Prince Charles Cinema, Apollo Theatre, Her Majesty's Theatre, The Phoenix Theatre, Princes of Wales Theatre, Savoy Theatre and Theatre Royal Haymarket (por nombrar unos pocos). Otros teatros populares entre los visitantes de Leicester Square son el Wyndham's Theatre, el teatro de Phoenix, Garrick Theatre, The Criterion Theatre y el Adelphi Theatre.

El Odeon Leicester Square (situado en el lado Este de la plaza) particularmente se ha convertido en uno de los teatros más famosos de la zona, ya que alberga muchos estrenos de películas durante todo el año. El cercano Prince Charles Cinema es otro teatro popular, y es muy reconocido por mostrar películas de culto y maratones de cine a precios muy económicos.

Es muy difícil perder de vista el Swiss Glockenspiel, la atracción más conocida una vez que entras al Leicester Square. Este reloj de acero de diez metros de alto suena cada hora de la tarde, durante el cual las figuras dentro del reloj se mueven alrededor mientras suenan las campanas de carillón. El reloj era un regalo de Suiza y de Liechtenstein y por esto está decorado con las banderas de los cantones de Suiza, y coronado con un reloj suizo.

Situado en el centro de la plaza de Leicester se encuentra el enorme Shakespeare Monument, que se asienta en una fuente gigantesca creada en 1874 por Giovanni Fontana. También se encuentran cerca las estatuas de Sir Isaac Newton, Sir Joshua Reynolds, Josh Hunter, William Hogarth y Charlie Chaplin, el fundador de la cirugía científica.

Durante los meses de invierno, Leicester Square se transforma en un mágico país de las maravillas invernales (como todo lo demás en el West End de Londres), y durante la primavera y el verano los Leicester Square Gardens son especialmente hermosos, por lo que no podéis dejar de tomarte fotos en este increíble lugar.

También mantente alerta para ver las placas que están en el suelo del Planet Hollywood que incluye los nombres y las huellas de actores famosos como Tom Cruise, Bruce Willis, Sylvester Stallone y Sir Ian McKellen.


Consejos especiales

  • Para la máxima experiencia en el West End de Londres, empieza el recorrido a Leicester Square caminando desde Piccadilly Circus por Coventry Street durante cuatro minutos. Después de que terminéis de dar un paseo por Leicester Square, dirigíos a Cranbourn Street durante siete minutos para ver Covent Garden.
  • Para ahorrar dinero en entradas de teatro, intenta ver una actuación cualquier tarde de la semana, o compra un boleto a medio precio en la taquilla de TKTS.
  • Mantente alerta en todo momento, ya que el área puede ser propensa a carteristas.
  • Si llegáis a presenciar un espectáculo en la calle, se respetuoso y paga el entretenimiento brindado si lo viste por más de unos minutos (de lo contrario los artistas pueden llegar a ser bastantes molestos para obtener su dinero).