Si sois un fotógrafo o un amante de los animales, o incluso si estáis buscando un paseo tranquilo en Londres, rodeado de la naturaleza, St. James Park ofrece un poco de todo esto.

Y aunque no tenga el Hyde Park's Kensington Palace o el St. Regent's Zoo, St. James's Park sigue siendo uno de los parques más populares de Londres, sin olvidar que también es uno de los Parques Reales más antiguos de Londres.

El área donde se encuentra hoy en día St. James's Park, fue alguna vez un hospital de leprosos para mujeres, dedicado a James The Less (de ahí el nombre). Henry VIII compró la tierra del Colegio Eton en 1532, y más tarde construyó el St. James's Palace antes de transformar la tierra en su propio terreno de caza de ciervos y caza de patos. Eey James I introdujo en 1603 varios animales exóticos al parque, como cocodrilos, elefantes y un camello, y ordenó que el parque fuera ajardinado.

Pero es gracias a Charles II que el pantano original del parque se transformó en un largo y estrecho canal que todavía puede verse hoy en día. En el siglo XVII Charles II rediseñó el parque (con la ayuda del famoso paisajista francés André Mollet) para que se pareciera más a los jardines de Versalles en Francia. Charles II fue también el primer monarca que permitió que St. James's Park estuviese abierto al público, y utilizó las tierras para entretener tanto a sus huéspedes como a sus amantes durante su reinado.

La mayor transformación de St. James's Park se produjo en 1828, cuando el arquitecto John Nash bajo las órdenes de George IV rediseñó la tierra con árboles, céspedes y jardines. Nash fue responsable de transformar el canal original en un lago de "forma natural", y también diseñó las pintorescas avenidas del parque y senderos sinuosos.


St. James's Park, Buckingham Palace. By Heather Cowper St. James's Park, Duck Island Cottage. By Jim Linwood
St. James's Park, bird. By Cristian Bortes St. James's Park, crown. By Pikakoko St. James's Park, lake. By J. Donohoe

Sabías que

St. James 'Park cuenta con 23 hectáreas, y está convenientemente situado cerca de Buckingham Palace, The Mall, St. James’s Palace, Horse Guards y el Birdcage Walk (algunos de los cuales están a la vista al caminar alrededor del parque) .

No sólo St. James's Park tiene impresionantes jardines florales y amplios espacios verdes, también es el hogar de 15 diferentes especies de aves, siendo la más famosa la colonia residente de pelícanos (que fueron inicialmente dados como un regalo de un embajador ruso en 1664 A Charles II). Entre muchos otros animales que se pueden encontrar en el parque están las ardillas, aves acuáticas, patos, gansos, cisnes, pájaros carpinteros, búhos y mucho más.

The Blue Bridge (que está situado sobre el lago) es famoso por sí mismo, y ha aparecido en muchas películas a través de su historia. Mientras estáis de pie en el puente podréis disfrutar de una impresionante vista del Buckingham Palace, y si miras hacia el Este, veréis la fuente Swire, el Horse Guards Parade (con el edificio Horse Guards) y Whitehall Court.

También hay dos islas (West Island y Duck Island) dentro de St. James's Park, y en el lado sur de Duck Island veréis una fuente Tiffany posada en una roca Pelican con una pintoresca vista a distancia del London Eye y el Big Ben.

Hay dos monumentos famosos en St. James's Park, uno de los cuales conmemora a los soldados de los regimientos de la Guardia que perecieron durante las guerras mundiales. Al norte veréis el Royal Artillery South Africa Memorial que fue construido para conmemorar la artillería Real que murió durante las guerras Boer.

Si planeas visitar St. James's Park con vuestra familia, hay un parque infantil con un enorme pozo de arena y otra área de arena más pequeña y separada. También hay columpios, un deslizadero, una estructura para que los niños escalen, un puesto de refrigerio, y un baño para niños.


Consejos especiales

  • Antes de hacer vuestra visita, aseguraos de revisar el sitio web oficial del parque, ya que puede haber eventos programados; (Especialmente durante los meses de verano o días festivos).
  • Para una mejor vista, dirigíos al Blue Bridge en un día soleado para tomar unas magníficas fotos del London Eye, el Horse Guards Parade y el Big Ben (al este) o el Buckingham Palace (al oeste).
  • Si deseas hacer una caminata más larga, podéis seguir la Diana Princess of Wales Memorial Walk que conduce a través de St. James's Park, así como Hyde Park, Green Park y los Kensington Gardens. El paseo es de siete millas de largo y os llevará más allá de varios edificios famosos y atracciones en Londres. Podéis descargar el mapa de ruta en línea, o simplemente seguir las señalizaciones en el suelo a lo largo de St. James's Park.