Con cuatro novelas, 46 cuentos, y 75 diferentes actores interpretando el personaje en más de 200 películas, no es de extrañar por qué tantos fanáticos peregrinan al Museo de Sherlock Holmes de Londres en el 221B de Baker Street. (Después de todo es la "dirección más famosa del mundo").

Creado por Sir Arthur Conan Doyle en 1887, Sherlock Holmes es un personaje que ha aparecido en más películas que cualquier otro personaje de la literatura, y ha llamado la atención de los lectores (y posteriormente la audiencia) de todo el mundo.

La historia de Doyle acerca del famoso detective se lleva a cabo entre 1881 y 1904, cuando Sherlock Holmes vivía en el 221B de Baker Street con su amigo y colega, el Dr Watson.

El museo en sí es un histórico townhouse de estilo georgiano del año 1815, y fue utilizado como una casa de huéspedes entre 1860 y 1936. El interior del museo ha sido diseñado para que luzca exactamente de la misma forma en que se describe en las historias de Doyle; (Y aunque el edificio se encuentra técnicamente entre los números 237 y 241, el museo muestra un letrero con dirección 221B.

El museo Sherlock Holmes se encuentra bajo la dirección de la Sherlock Holmes International Society, y ha sido visitado por más de 2 millones de fans de Sherlock Holmes desde que se inauguró en 1990.


Sherlock Holmes Museum, book. By Jos Mara Mateos Sherlock Holmes Museum, exhibit. By Raenef
Sherlock Holmes Museum, gift shop. By Elliot Brown Sherlock Holmes Museum, waxwork. Sherlock Holmes Museum, waxwork. By Jos Mara Mateos

Sabías que

Tan pronto entréis en el museo a través de la tienda de regalos, la señora Hudson (el ama de llaves de Sherlock Holmes) os dará la bienvenida, y luego os guiará a través de las diferentes salas de estilo victoriano del edificio que abarcan más de cuatro pisos. Las habitaciones incluyen la sala de estar de Sherlock Holmes, el estudio y dormitorio, así como también los cuartos de Watson y la señora Hudson, e incluso el baño en un pequeño altillo.

Los visitantes pueden subir los diecisiete escalones (los mismos mencionados en A Scandal in Bohemia), y a un salón de Holmes lleno de objetos y muebles de la época victoriana, que incluyen papel tapiz original, lámparas de gas y mucho más. Las habitaciones están llenos de todo tipo de recuerdos fascinantes del cual se hace referencia en los libros, tales como una lupa, un viejo ejemplar de The Times, un tubo, un kit de química, botellas de tinta, un violín, una gorra de cazador, y mucho, más.

Los visitantes también podrán ver el bastón del Dr Mortimer y el diario de Watson con notas escritas a mano, ambos de los cuales fueron mencionados en The Hound of the Baskervilles, e incluso hay una porra que se utilizó para asesinar al coronel Barclay en The Crooked Man. También hay figuras de cera realistas de Sherlock Holmes, el profesor Moriarty y muchos más.


Consejos especiales

  • Para que tengáis la mejor experiencia de Sherlock Holmes, aseguraos de ver el 2 Devonshire Place (a diez minutos a pie del museo) donde antiguamente el Sir Arthur Conan Doyle practicaba la medicina. También podéis ver las figuras de cera de Robert Downey Jr. y Benedict Cumberbatch vestidos con su traje de Sherlock Holmes en el Madame Tussauds, que se encuentra a cuatro minutos a pie del museo.
  • Aseguraos de que tomar una fotografía de la silueta de Sherlock Holmes en la estación de metro de Baker Street, y también a la estatua de bronce de 9 pies de altura de Arthur Conan Doyle fuera de la estación por la salida de Marylebone Road.
  • Para una gran foto, tratad de conseguir una foto con el Dr Watson, que se encontrará fuera de la entrada del museo para daros la bienvenida antes de entrar.