Durante vuestra visita al Museo de Historia Natural de Londres podréis admirar una cantidad de objetos increíbles, desde fósiles de dinosaurios, rocas provenientes de la luna, plantas exóticas, hasta el esqueleto de un dronte.

El Museo de Historia Natural es el hogar de más de 70 millones de especímenes (con más de 500.000 objetos que se agregan cada año), lo que la hace una de las colecciones de historia natural más grandes del mundo.

El museo fue fundado en 1754 (aunque se trasladó a su ubicación actual en 1881), y fue fundada gracias a las generosas contribuciones de Sir Hans Sloane, que también era responsable de contribuir con objetos para el Museo Británico. Al parecer, Sloane no estaba contento con la colección de historia natural en el Museo Británico, y como resultado ayudó a financiar un segundo museo en un edificio separado, para albergar más de estos elementos.

Hoy en día, el Museo de Historia Natural de Londres atrae a más de cinco millones de visitantes al año, y es considerado uno de los tres museos más importantes de toda Londres (después del Museo Británico y el Museo Victoria & Albert).


The Natural History Museum, Pompeii casts The Natural History Museum, dinosaur. By Thorsten Hansen
The Natural History Museum, gold nugget. By Nathan Rupert The Natural History Museum, insects. By Florin Feneru The Natural History Museum, interior. By Lawrence

Sabías que

El Museo de Historia Natural está dividido por colores en cuatro zonas, y cada una de ellas se centra en temas específicos.

La Zona Verde se enfoca en aves, insectos, fósiles y minerales, mientras que la Zona Roja se centra en la Tierra, los planetas y el universo (como la evolución de los seres humanos, volcanes y terremotos). La Zona Azul, abarca todo, desde dinosaurios, anfibios, mamíferos y reptiles, hasta invertebrados marinos, y la Zona Naranja que os conduce a través del jardín salvaje (que sólo está abierto de abril a octubre).

Algunos de los fascinantes objetos que encontraréis en el Museo de Historia Natural son:

  • Dippy el esqueleto Diplodocus (que cuelga en el Central Hall).
  • El primer fósil de un T. Rex.
  • El meteorito de Wold Cottage (de 4,6 mil millones de años, lo que lo hace el elemento más antiguo en el museo).
  • Un fósil de Archaeopteryx (el fósil más valioso de la colección del museo).
  • Una taza de 14.700 años de antigüedad, hecha a partir de un cráneo humano (que fue encontrado en Somerset).
  • La esfera de oro más grande en el mundo (que pesa 27,4 kg, y tiene un valor aproximado de 1,5 millones de dólares).
  • La 1ª edición del “Origen de las Especies” de Charles Darwin.
  • Moldes de Pompeya de un hombre y un perro (que se remonta a la erupción del volcán Vesubio, cerca de Nápoles en el año 79).

Sugerencias Especiales

  • Tratad de no visitar el museo durante las vacaciones escolares, ya que puede estar copado de niños.
  • En la entrada principal siempre hay largas colas, por lo que os recomendamos lleguéis una hora antes del recorrido. En caso de que queráis evitar las colas, podéis acceder por la entrada lateral, ya que las colas son más cortas, especialmente en días laborables.
  • Si es posible, visita el museo de noche, ya que el edificio y los pasillos son espectaculares bajo la luz de la noche.