Un maravilloso lugar que muchas veces es dejado a un lado por los turistas que suelen interesarse en otros lugares ubicados en la zona, como el Parlamento, la Catedral de St. James, y Temple Church. Sin embargo, los Reales Tribunales de Justicia también cuentan con una arquitectura victoriana deslumbrante, una interesante exhibición de vestuario, y la posibilidad para los visitantes de estar presentes durante las audiencias en la corte. Es así como durante los últimos años los Reales Tribunales de Justicia se han ido convirtiendo en uno de los lugares preferidos entre locales y turistas.

Los tribunales fueron diseñados por George Edmund Street (quien lamentablemente falleció antes de que la construcción del edificio finalizara), y su realización tuvo un impresionante costo total de 2.2 millones de libras. Su construcción inició en la década de 1870, y demoró algo más de 8 años en finalizarse, básicamente debido a que los trabajadores realizaron una huelga a mitad del proceso de construcción. Debido a esto, los funcionarios del Parlamento tuvieron que contratar a nuevos trabajadores provenientes de otros países de Europa para que pudieran finalizar el proyecto y que la construcción de los tribunales estuviese lista para inaugurarse el 4 de diciembre de 1882, en una ceremonia oficial realizada por la Reina Victoria.


the Royal Courts of Justice, The Great Hall the Royal Courts of Justice, The Main hall
the Royal Courts of Justice, courtroom the Royal Courts of Justice, sign the Royal Courts of Justice, statue outside

Datos de interés sobre los Reales Tribunales de Justicia

Con aproximadamente 1000 salones, 35 largos corredores y 19 salas para audiencia, los Reales Tribunales de Justicia son conocidos por estar entre los tribunales más grandes de Europa (¡tan solo el Salón Central mide alrededor de 238 pies de largo, 48 de ancho, y 80 de alto!).

Los visitantes podrán estar presentes en las audiencias, escuchando algunos casos reales y viendo a los abogados con esas pelucas tan divertidas discutiendo entre sí, lo que les dará además la oportunidad de ver cómo funciona el sistema judicial británico en la vida real.

Ya que estos tribunales solo se encargan de casos civiles, la mayoría de estos involucran temas como disputas financieras o familiares, asilos, difamación o deportaciones. Y aunque algunos casos pueden resultar un poco aburridos, tal vez tengas algo de suerte y puedas presenciar alguno que incluya a alguna celebridad o personaje famoso.

También podrás encontrar un montón de lugares interesantes dentro y alrededor de los tribunales, tales como Bear Gardens, the Painted Room (El Salón Pintado), The Crypt (La Cripta), el Gran Salón, y la exposición de disfraces y esculturas (localizada en el segundo piso, entre las dos alas del tribunal).

Los visitantes podrán ver algunos de los documentos originales del tribunal referentes al famoso caso de Guy Fawkes, el cual se remonta al año 1605; y leer un poco de la historia de la corte, la cual se encuentra expuesta en las paredes del lugar. Siéntete libre para deambular a través de los corredores, ver a los abogados trabajar con sus clientes, y maravillarte con esta increíble obra arquitectónica.


Consejos Especiales

  • A los visitantes solo se les permite sentarse en las últimas dos filas dentro de la corte, ya que las demás se encuentran reservadas para reporteros legales, abogados, y amigos y familiares de los implicados en el caso.
  • Asegúrate de vestir acorde con el lugar, es decir, de manera conservadora. Evita el uso de jeans, camisetas, o ropa reveladora.
  • Tanto al entrar como al salir de la corte debes inclinar tu cabeza ante el juez.
  • Luego de pasar por él área de seguridad podrás averiguar cuáles juicios se están llevando a cabo y en qué salas, solo debes echar un vistazo a la lista publicada en el gran cartel de Madera ubicado en el Salón Principal o visitando el sitio web oficial de los tribunales, exactamente en el área de "Cause List".
  • No debes entrar a ningún área señalada como "In Camera", "In Private", o cualquier otra sala con vidrios ahumados