Puede que este puente no tenga una conexión con la realeza como los Golden Jubilee Bridges, o que no tenga un trasfondo histórico como El puente de la Torre, pero el puente del Milenio ocupa un lugar especial en el corazón de Londres.

El Puente del Milenio fue el primer cruce peatonal sobre el río Támesis desde hace más de un siglo, uniendo la zona de Bankside (cerca de la Gallería Tate Modern y el Teatro Globe de Shakespeare) con la ciudad de Londres (muy cerca de la catedral de San Pablo).

La construcción del Puente del Milenio inició en 1998, y el costo del proyecto finalizado llegó hasta los £ 18,2 millones de euros, superando el presupuesto estimado por "£2.2. El puente fue financiado por la Comisión del Milenio, y por el London Bridge Trust, sin embargo, se cree que £ 7 millones de euros fueron financiados únicamente por la Comisión del Milenio.

El Puente del Milenio fue aperturado el 10 de junio del año 2000, y ese día fue atravesado por unas 90 mil personas, y cerca de unas 2000 personas se encontraban en el puente a cualquier hora.

En los 2 primeros días de haberse inaugurado el puente, durante una caminata de caridad para "Save the Children" (Salven a los Niños), los participantes reportaron que sintieron una incómoda sensación de tambaleo, y como resultado el puente fue apodado por sus habitantes como el "Puente Tambaleante". Más tarde se descubrió que el efecto tambaleante se debió a aquellos peatones que tienen una "tendencia inconsciente "de que sus pasos coincidan con los de otras personas al caminar, lo que a su vez provocaba un balanceo lateral en el puente. Luego, el puente fue cerrado durante casi dos años con el fin de solucionar el "tambaleo", y se volvió a aperturar en el 2002.

Desde entonces, el puente del Milenio se ha convertido en un icono de diversas películas con sede en Londres, como Harry Potter (durante el cual el Puente del Milenio se derrumba después de un ataque de los Mortifagos), así como en la película del 2014 Guardianes de la Galaxia.

El Puente del Milenio mide aproximadamente 10,8 metros de altura (muy por encima del río Támesis durante la marea alta), y su cubierta de aluminio es de aproximadamente 4 metros de ancho. La longitud total de la estructura es de aproximadamente 325 metros (o 1.066 pies), y sus tres secciones se componen de 81 metros (266 pies), de 108 metros (354 pies), y 144 metros (472 pies).


Millennium Bridge, Tate Modern. By Adam Tinworth Millennium Bridge, St. Paul's Cathedral. By Márcio Cabral de Moura
Millennium Bridge, at night. By Steve Rust Millennium Bridge, pedestrians. By Ben Cremin Millennium Bridge, sunset

Hechos interesantes

El Puente del Milenio tiene dos muelles, y debido a su diseño único, los cables de soporte se encuentran ubicados por debajo del nivel de la cubierta con el fin de darle un aspecto plano, y que no estén expuestos. Hay ocho cables de suspensión enrollados de aproximadamente 120mm, diseñados para tirar con una fuerza de 2.000 frente a la orilla de los muelles - lo que significa que el puente es capaz de soportar 5.000 personas en un momento dado.

El puente fue diseñado por el arquitecto Sir Norman Foster, el escultor Sir Anthony Caro y los ingenieros Arup. Es considerado una "innovación de la ingeniería", gracias a las suspensiones laterales del puente, que permiten que sea construido sin grandes columnas de soporte.

Sus diseñadores declararon que el puente fue diseñado para parecerse a una “Espada de luz "que atraviesa el Rio Thames, y que serviría como una declaración absoluta de nuestras capacidades a principios del siglo 21".


Consejos especiales

  • Si solo estarás en Londres por un corto tiempo, y quieres ver y recorrer muchas de sus atracciones turísticas, San Pablo está a solo cinco minutos a pie desde el puente del Milenio, así como el Museo de arte británico Tate Modern (a cuatro minutos a pie), y el Teatro "El Globo" de Shakespeare (a dos minutos a pie).
  • Si deseas tomar algunas fotografías increíbles, puedes conseguir fabulosos capturas de San Pablo caminando hacia el norte a través del puente, o el teatro “El Globo”, mientras caminas hacia el sur.
  • Trata de cruzar el puente cuando el cielo esté despejado en la noche, para que obtengas fascinantes fotos del paisaje de Londres.