El Palacio de Buckingham os podría parecer un lugar sombrío y algo funesto, y probablemente penséis que éste edificio no tiene mucho que ofreceros. Sin embargo, tal y como os dice el clásico refrán: "no juzguéis un libro por su portada", ya que este edificio es básicamente el epicentro de la Realeza de Londres. Además, representa la residencia oficial de la Reina, y sirve como sede administrativa de la monarquía británica.

El Palacio Buckingham fue originalmente construido para el Duque de Buckingham en 1704, pero finalmente lo transformaron en una residencia oficial para varios notables miembros de la realeza. Entre ellos: George IV, la reina Victoria, Edward VII, Guillermo IV, y otros notables personajes.

Tanto Edward VII y William IV nacieron en el Palacio de Buckingham, y la reina Isabel II dio a luz a sus dos hijos (el príncipe Carlos y el príncipe Andrés) en el interior del palacio. La reina Victoria fue el primer miembro de la familia real en gobernar desde el palacio de Buckingham, y a lo largo de su reinado llevo a cabo un sinnúmero de bailes de disfraces lujosos, conciertos y eventos dentro del palacio.


Buckingham Palace, balcony Buckingham Palace, exterior
Buckingham Palace, from above Buckingham Palace, from the garden Buckingham Palace, gardens

Información de Interés

El palacio de Buckingham cuenta con alrededor de 775 habitaciones incluyendo 19 salones de Estado, 52 dormitorios para la realeza e invitados, 188 habitaciones de empleados, 78 baños, 92 oficinas e incluso un teatro, piscina, estación policial, y oficina postal (Incluso posee su propio código postal).

De las cientos de habitaciones en el interior del palacio, las más famosas son La Gran Sala, El Comedor del Estado (que es utilizado por los presidentes y primeros ministros de todo el mundo), La sala blanca (que se utiliza como una habitación para la recepción de la Realeza) y la Sala del Arco (que se utiliza para entretener a los invitados durante las Fiestas de Jardines Reales). El Salón del Trono es también el escenario de diversas fotografías reales, tales como la boda de los Duques de Cambridge.

Los jardines del Palacio de Buckingham también son famosos, y con frecuencia se describen como "un oasis cerrado en el centro de Londres." Los jardines cuentan con más de 350 tipos diferentes de flores silvestres, más de 200 árboles, un lago de tres acres, e incluso una cancha de tenis, donde el rey Jorge VI y Fred Perry jugaron durante la década de 1930.

El frente oeste del palacio (el área más visible para el público), es quizás el más famoso, ya que es donde los miembros de la familia Real caminan hacia el balcón para saludar a la multitud. Sin embargo, esto solo ocurre durante las bodas reales, eventos y celebraciones reales. La calle que conduce al palacio de Buckingham (también conocida como "The Mall"), también es popular, ya que sirve como ruta de ceremonias al palacio.


Tips que no debes olvidar

  • Si compráis los boletos directamente de la Royal Collection Trust, te darán una entrada gratuita para volver al palacio en un lapso de 12 meses. Increíble ¿Verdad? Pues para que podáis obtener tu pase anual, asegúrate de firmar e imprimir tu nombre en el boleto, antes de salir del palacio y consigue que un miembro del personal te lo selle y lo valide para que podáis disfrutar de este hermoso recorrido en un año.
  • Si no te sientes animado en hacer un recorrido por el interior del palacio, siempre podréis disfrutar de los espectaculares paisajes externos del palacio, pero asegúrate de programar tu visita para que puedas ver la ceremonia del Cambio de Guardia, que tiene lugar a las 11: 30 am todos los días. La ceremonia conduce al Palacio de Buckingham, así como al Palacio de St James y los Cuarteles Wellington, sin embargo, dicen que el mejor lugar para observar la ceremonia está ubicado en el lado oeste del Palacio de Buckingham.