En la noche del 2 de septiembre de 1666, un pequeño incendio fue provocado en Pudding Lane por un hombre llamado Thomas Farriner. Su sirvienta había olvidado apagar el horno la noche anterior, y como resultado el horno causó chispas en la casa de madera.

Como la mayoría de los edificios estaban hechos de madera, y la ciudad experimentaba fuertes vientos en ese momento, no pasó mucho tiempo para que el fuego se extendiera por todo el lugar a un ritmo alarmante.

Pasadas varias horas, el fuego se había propagado tanto al norte como al oeste, destruyendo la calle Gracechurch, Lombardel, el Royal Exchange, las prisiones de Newgate y Ludgate, y casi todos los edificios a lo largo de la calle Fleet hacia Chancery Lane. Afortunadamente, el fuego no se extendió a Southwark, pero un tercio del “Puente de Londres” se destruyó.

Se dice que el Gran incendio de Londres quemó aproximadamente el 80 % de los edificios medievales de la ciudad de Londres, así como 87 iglesias, 70.000 hogares, y 44 salones. No sólo eso, pues el calor del fuego era tan fuerte que también derritió el techo original de la catedral de San Pablo.

En las primeras 12 horas, el humo se podía apreciar por todo el camino desde Oxford, los brasas caían sobre Kensington, y muchos londinenses huían hacia Moorfields y Finsbury Hill. Milagrosamente no hubo muchas muertes, pero aproximadamente una sexta parte de la población de Londres se quedó sin hogar, y a Londres a sus habitantes les tomó décadas en recuperarse de este desastre.

Por ello, el Monumento al Gran Incendio de Londres fue erigido en conmemoración a esa noche, con el fin de dar a los habitantes de Londres la esperanza de que “la ciudad se levantaría nuevamente" después del incendio. Se decidió colocar el Monumento en la ubicación exacta donde se quemó la Iglesia San Margaret (que fue la primera iglesia destruida por el fuego), y para darle al monumento una altura de 61 metros que representara la distancia exacta entre la columna y donde el fuego se inició por primera vez en Pudding Lane.

El Monumento fue diseñado por Robert Hooke y Christopher Wren (quien también diseñó la catedral de San Pablo), y fue construida entre 1671 y 1677.


Monument To The Great Fire Of London, art Monument To The Great Fire Of London, close up
The Monument, pedestal Monument To The Great Fire Of London, steps The Monument, view

Sabías que

Aunque el monumento conmemora a uno de los eventos más estruendosos en la historia de Londres, hoy en día es una popular atracción, donde más de 100.000 visitantes suben a la parte superior del monumento cada año para disfrutar de una vista panorámica de la ciudad.

Los amantes de la arquitectura aprecian su diseño único, que se compone de una columna dórica estriada, construida de piedra de Portland. La columna se sitúa a 160 pies de altura (lo que la hace la columna de piedra más alta del mundo), y la encabeza una urna dorada proveniente del Gran Incendio. En el interior del monumento hay una estrecha escalera de caracol que consta de 311 escalones, así como una jaula con mallas que se añadió en el siglo XIX para evitar que la gente saltara desde la parte superior.

En la base del monumento verás las inscripciones en latín que describen las acciones de Charlas II tras los acontecimientos del incendio, de cómo que se inició el fuego y de la magnitud del daño que causó.

Aunque en un principio una inscripción en latín en el lado este del monumento declaraba que los católicos romanos eran los culpables del incendio, las palabras fueron cincelados en 1830. También hay una escultura situada en el lado occidental de la base del monumento, que muestra a Carlos II y a su hermano Jaime II rodeados por la libertad, la arquitectura y la ciencia.

En los últimos años se ha instalado una cámara panorámica de 360 ​​grados en la parte superior del monumento, que proporciona a los londinenses todos los días un registro del tiempo, y que se actualiza cada minuto, las 24 horas al día.


Sugerencias especiales

  • Debido a que el monumento puede llenarse de gente en la tarde o durante las vacaciones y los meses de verano, es buena idea que llegues temprano si quieres subir a la cima.
  • Trata de programar tu visita para que puedas tomar algunas fotografías desde la cima en el amanecer (durante el invierno) o en la puesta del sol (durante el verano).
  • Debido a la jaula de malla que rodea la parte superior del monumento, puede ser algo difícil tomar fotografías si tu cámara tiene una lente ancha o de gran tamaño.
  • Si planeas visitar el Puente de la Torre, así como el Monumento, asegúrate de comprar boletos conjuntos para así ahorrar algo de dinero.