El Twickenham Stadium es más que solo un lugar para ver un partido de rugby. Es una de las atracciones turísticas más famosas del rugby a nivel mundial, el lugar más grande de la unión del rugbi en el planeta, y lo más importante, la casa oficial del rugbi de Inglaterra.

No sólo los 82.000 espectadores se dirigen al estadio para ver un emocionante partido de rugby en los días de partidos, ahora los aficionados al rugby pueden hacer un recorrido por el estadio, visitar el World Rugby Museum, comprar en la tienda de Rugby, e incluso también ver algunos de los nombres más grandes de la música realizar un concierto en vivo dentro del estadio.

Los orígenes del Twickenham Stadium pueden remontarse a 1907, cuando la tierra fue comprada por el RFU por apenas unas £5,500; y en 1909 se celebró el primer partido de rugby en el estadio.

En 1996 el Museum of Rugby fue abierto oficialmente al público; (Aunque luego en el 2007 se renombro como el World Rugby Museum), y el museo por sí solo atrae a más de 25.000 visitantes cada año.


Twickenham Stadium Rugby Store Twickenham Stadium West Stand
Twickenham Stadium bus Twickenham Stadium music concert Twickenham Stadium seats

Sabías que

En los días de partido, el Twickenham Stadium cobra vida mientras miles de aficionados al rugby se dirigen al estadio para ver un emocionante partido de rugby. Pero además de ver un partido de rugby en uno de los estadios más famosos del mundo, como visitante podéis embarcaros en un tour por el mismo, e incluso visitar el World Rugby Museum.

El World Rugby Museum, que se encuentra en el East Stand del Twickenham Stadium, alberga más de 25.000 objetos relacionados con el rugby, al igual que distintas galerías y exposiciones, el cual no debe perderse todo fanático acérrimo del rugby.

Incluso durante el tour por el Twickenham Stadium podéis obtener una fascinante vista “tras bastidores “ en algunas de las muchas áreas del estadio (incluyendo el túnel de los jugadores y el Palco real) e incluso beber algo con la impresionante vista de la arena desde encima del soporte, antes de dar un paseo por el campo de juego. También podréis hacer una visita rápida al vestuario de Inglaterra, para escuchar sobre los extraños (pero hilarantes) rituales antes del juego en los días de partido.

Durante el recorrido, podéis explorar las colecciones de esculturas y pinturas del estadio, y aprender más sobre los diversos conciertos celebrados en el estadio a lo largo de su historia.


Consejos especiales

  • Si viajáis a Londres sólo para ver un partido de rugby, podéis ahorraros mucho tiempo y dinero si os alojáis en el cercano Marriot hotel, que está a cuatro minutos a pie del estadio. Al alojaros aquí, podéis aparcar gratis en los días que no hayan eventos en el West car park.
  • Aseguraros de obtener un selfie al lado de la estatua gigante en Rugby Road!