Con innumerables atracciones turísticas, una vida nocturna muy activa, la gran cantidad de playas cristalinas, y las incontables opciones gastronómicas típicas (incluso más de las que podrás probar en una Feijoada), Rio tiene tanto qué ofrecer que se ha convertido en un verdadero paraíso para los turistas.

Pero no por el simple hecho de que seas un turista visitando Rio quiere decir que tengas que viajar como uno. De hecho, hay muchas formas de viajar en Rio de Janeiro como lo hacen los residentes, incluso si no cuentas con ningún local que te bride algunos consejos útiles sobre la ciudad.

Si no tienes la suerte de tener amigos brasileros pero igual quieres disfrutar de Rio a plenitud, aquí algunos consejos para mantener en mente:

1. Una Guía de Rio de Janeiro: Qué lugares visitar (y cuáles evitar)

Si realmente quieres recorrer Rio como un residente entonces evita asistir a todos y cada uno de los lugares turísticos (aunque ninguna visita a Rio estaría completa sin un viaje hasta la Montaña Pan de Azúcar o una tarde de bronceado en Copacabana, la playa más famosa de Brasil).

Así que al viajar a Pan de Azúcar (sabes que quieres hacerlo), en lugar de seguir a los demás turistas en el autobús cuando vayas a descender hasta la base de la montaña, te recomendamos tomar el sendero que rodea la base de la colina de Urca e intenta ver algunos de los titíes (o monos pequeños) que suelen hacer vida en el lugar.

También intenta visitar Santa Teresa, un lugar bastante popular entre los locales que se encuentra ubicado en la cima de una colina por encima del área de Lapa. Aunque puede ser complicado llegar hasta allí (a menos que subas en taxi, por supuesto) vale completamente la pena. Allí podrás tomar unos cócteles exquisitos en el Bar dos Descados (un edificio colonial recientemente restaurado) mientras disfrutas de una de las mejores vistas panorámicas del norte de Rio.

Si lo que quieres es visitar una playa brasilera (que deberías hacerlo), te recomendamos hacerlo en los alrededores del barrio Barra da Tijuca (comúnmente llamado “Barra” por los lugareños). También puedes tomar un agradable paseo o andar en bicicleta por la cinta costera entre Barra e Ipanema, generalmente conocida por su ambiente deportivo (considerablemente mayor al de cualquier otra playa en Rio) y así matar dos pájaros de un solo tiro.

Zona Sul es otra de las grandiosas playas de Rio de Janeiro (aunque por lo general está repleta de turistas). Si prefieres pasar el rato con los lugareños debes dirigirte hasta la zona que se encuentra entre los puestos 9 y 10, que es donde están los residentes más jóvenes. Desde allí, también puedes tomar el trek hacia el barrio Barra da Tijuca, que cuenta con una enorme playa de 18 kilómetros de extensión que también es bastante popular entre los lugareños.

Por último pero no menos importante: si tienes pensado broncearte en algunas de estas playas te recomendamos dejar la toalla en casa y adquirir una Kanga (una toalla delgada que es bastante popular entre los lugareños).

2. Atrévete a probar la comida local

Si realmente quieres vivir Rio de Janeiro como un verdadero lugareño lo haría entonces tienes que empezar por probar la gastronomía local. Esto quiere decir que debes evitar visitar los restaurantes de comida rápida como McDonald’s (terrible, lo sabemos) y acercarte a algunos de los negocios más frecuentados por los locales.

El vecindario Santa Teresa es una opción perfecta si estás en búsqueda de la auténtica comida brasilera y está repleto de todo tipo de restaurantes y bares entre los cuales podrás elegir. El vecindario de Urca es también una buena opción si quieres cenar afuera, además allí encontrarás una gran cantidad de lugares que ofrecen pastels, que es un tipo de empanada con distintos rellenos como queso, camarones, tomates y/o carne.

Otro plato brasilero que debes probar es el famosísimo estofado brasilero comúnmente conocido como Feijoada, el cual incluye granos, enormes cantidades de carne y otros platos adicionales como cassava (yuca asada), piel de cerdo frito, rodajas de naranja y mucho, mucho más.

Para disfrutar realmente de la deliciosa comida brasilera, no puedes dejar de probar algunos jugos de las frutas típicas de Rio (los cuales son muy populares entre los lugareños) como acerolas, graviolas, acai o fruta de conde.

3. ¿Qué lugares visitar si deseas ir de fiesta como un verdadero lugareño?

Con una escena nocturna tan fiestera y activa como la de Rio de Janeiro (no en vano es una de las más famosas del mundo) siempre encontrarás un montón de actividades llevándose a cabo en diversas partes de la ciudad hasta tempranas horas de la mañana. Por supuesto, algunas áreas de Rio son más populares que otras en lo que a fiestas se refiere, especialmente entre los residentes.

Los lugareños más jóvenes suelen frecuentar Lapa, una zona bastante bohemia ubicada al sur del centro de la ciudad. Aquí podrás bailar toda la noche al ritmo de la samba y los “malandros” (o “matones”) que suelen desfilar con icónicos sombreros típicos de Panamá y trajes de lino.

Leblon es otro de los vecindarios más frecuentados por los lugareños ya que está repleto de clubes nocturnos y bares. Allí siempre encontrarás eventos de samba, especialmente en los alrededores del mercado de Cadeg ubicado al norte de la ciudad.

Ahora, tal vez no sea necesario decirlo pero para vivir la vida nocturna como un verdadero lugareño debes obligatoriamente beber una caipirinha (un cóctel preparado con jugo de lima, azúcar, y cachaca, conocido mundialmente como un típico trago brasileño). Otra bebida bastante popular entre los lugareños son las Batidas, un cóctel también preparado con cachaca, azúcar, jugo de frutas o leche de coco.