Asumámoslo: viajar no es barato, y visitar Rio puede ser particularmente costoso… especialmente si no tienes ningún familiar o conocido en la ciudad y es la primera vez que la visitas.

Por supuesto, el costo de tu viaje dependerá de en qué época del año piensas visitar: durante la temporada alta los precios del alojamiento son al menos un 30% más costosos, especialmente durante los meses de verano (o entre diciembre y febrero). De igual forma, los precios de éste y otros rubros también aumentan durante épocas festivas como Navidad, Año nuevo, Pascuas o Carnavales (éste por razones obvias).

Pero si te interesa conocer algunos trucos para ahorrar unos cuantos reales brasileros (¡o más!) y así reducir tus gastos de viaje, entonces aquí tienes algunos consejos para que tengas en mente:

Averigua qué museos ofrecen entrada libre y en qué días

Aunque hay un montón de lugares turísticos y atracciones gratuitas para visitar en Rio (tales como la Escalera de Selarón, la Biblioteca Nacional o la Catedral Metropolitana, por nombrar algunas), desafortunadamente los museos más populares de la ciudad suelen cobrar la entrada a los visitantes… pero no todos los días de la semana. Así que si realmente quieres visitar tantos museos como sea humanamente posible durante tu viaje a Rio pero no tienes el dinero suficiente como para hacerlo, solo debes averiguar cuáles son los museos que, algunos días de la semana, ofrecen la entrada gratuita para entonces poder planificar tus visitas con respecto a eso.

Aquí está una lista con algunos de los museos más importantes de Rio y los días de entrada gratuita

  • El Museo del Mañana (martes)
  • El Museo de Arte de Rio (martes)
  • El Museo Nacional de Bellas Artes (domingos)
  • El Museo de Arte Moderna (miércoles)
  • El Museo de la República (miércoles y domingo)

Puedes comer en restaurantes que ofrezcan almuerzos ejecutivos, como lo es “Por Kilo”

En caso de que no lo sepas, la cultura brasilera es amante de los bocadillos, así que no será muy difícil caminar por Rio y encontrar algún restaurante económico en el que puedas degustar platos variados como los Aipim fritos (yuca frita), los bolinhos de bacalhaus (buñuelos de bacalao), o Coxinhas con las que podrás apaciguar el hambre durante unas cuantas horas.

Sin embargo, si estás buscando algo un poco más parecido a un verdadero almuerzo, la mejor forma de ahorrar dinero en comida es disfrutando de un menú ejecutivo (especialmente entre las 12:oo p.m. y las 3:00 p.m.) en algunos de los tantos restaurantes de la ciudad que ofrecen deliciosos almuerzos ejecutivos a bajo costo.

Estos platos (que normalmente son llamados “pratos feitos”, “pratos executivos” o a veces simplemente “executivos”) usualmente consisten en una combinación de granos, arroz, y alguna carne con vegetales o una pequeña ensalada. Son la forma ideal para comer bien, quedar lleno y sin tener que gastar cantidades absurdamente altas de dinero en un restaurante.

Si decides disfrutar de una suculenta comida pero un poco más tarde, te recomendamos visitar la famosa cadena de restaurantes de Rio llamada “Por Kilo”, un restaurante tipo buffet en la que pagarás en función del peso de tu comida. Estos restaurantes se encuentran esparcidos por todas partes de la ciudad así que no tendrás que esforzarte mucho para encontrar alguno. Generalmente cobran entre 3$ y 4$ por cada 100 gramos de comida (dato importante: no olvides que estos restaurantes cobran un poco más por sushi o churrasco y que los postres suelen ser más costosos que las ensaladas u otras entradas del menú).

Disfruta de las fiestas callejeras y evita tener que pagar en los bares y discotecas

Rio es una ciudad famosa a nivel mundial por las increíbles fiestas que se realizan, así que salir por una noche de diversión es prácticamente obligatorio. Sin embargo, debemos advertirte que algunos de los bares y discotecas más populares suelen cobrar una entrada bastante costosa (por no mencionar el precio de las bebidas luego de ingresar).

Una forma de evitar tener que dejar la mitad de tu presupuesto en una noche de fiesta dentro de una discoteca, es no ir en lo absoluto, y en vez de eso disfrutar de una buena fiesta callejera tal y como lo hacen los residentes. Si te acercas a lugares como Pedra do Sal o a la Plaza Sao Salvador, podrás compartir junto a los locales mientras tomas una cerveza o escuchas buena música en vivo (Pedra do Sal por ejemplo, es famosa por sus círculos de samba que generalmente se realizan alrededor de las 7:00 p.m. entre lunes y viernes).

No nos olvidemos de Lapa, otro sector de la ciudad ampliamente conocido por sus fiestas callejeras y que suele ser visitado por muchos de los residentes justo antes de ir a otro bar o discoteca durante la noche. Aquí encontraras muchas barracas (o kioscos) que ofrecen bocadillos y caipirinhas a precios bastante solidarios (quien sabe, y tal vez te encuentres con unas cuantas sesiones de samba también).

Disfruta de los espacios naturales

Puede que sea un poco obvio pero igual lo diremos: Rio está repleto de espacios naturales verdaderamente maravillosos. Entre ellos, las cristalinas playas de Copacabana o Ipanema, o las hermosas cimas de Pan de Azúcar o Corcovado… no cabe duda de que Rio es una ciudad con la combinación perfecta de hermosos paisajes naturales y atracciones típicas de una gran metrópolis.

Desde las extensas áreas verdes del Parque Lage (desde el cual puedes seguir un sendero que te llevará hasta la estatua del Cristo Redentor) hasta la magnífica cascada de Horto (que está a tan solo 15 minutos del centro de la ciudad), literalmente podrías ir de un espacio natural a otro sin si quiera tener que pagar un real. Además, también es una opción comprar comida en el supermercado y disfrutar de un picnic a bajo costo en cualquiera de los parques de la ciudad.

Si te gusta la idea y te interesaría ir a un lugar con hermosas vistas de la ciudad para disfrutar de tu día de campo, entonces te recomendamos ir hasta la playa de Botafogo desde donde podrás admirar la hermosa vista de la Montaña Pan de Azúcar, o ir hasta la Lagua Rodrigo de Freitas y desde allí avistar sitios como Pedra da Gávea o la estatua del Cristo Redentor.

Incluso podrías ir hasta Pista Cláudio Coutinho, que cuenta con un hermoso y pintoresco sendero que te llevará hasta Morro da Uca o a la principal plataforma de Pan de Azucar. Desde allí, podrás disfrutar una maravillosa vista de Rio y sus atardeceres.

¿Quieres echar un vistazo a algunos de los mejores lugares de Rio por un precio muy bajo? Únete a nosotros en nuestro Tour Gratis del Casco Histórico de Rio.